¿Qué significa tener una puerta automática?

Tener una puerta automática o automatizada quiere decir que de manera remota, y sin usar tus brazos puedes operar tu portón, puerta o reja de tu garaje (a través de un botón, un control, un smartphone, tu huella o cualquier otro sistema). Para saber cuál es la que más te conviene lo único que necesitas es:

  1. Definir el tipo de motor que se adecua a tus necesidades.
  2. Definir cuál sistema es el ideal para ti. El más usual es un control remoto.

En el mercado puedes conseguir algunos tipos de motores que pueden funcionarte:

Motores levadizos o de garaje:

Son para portones que generalmente van en secciones articuladas. Son ideales para casas que no tienen espacio hacia afuera o dentro del garaje. Son recomendados para garajes de máximo 20 vehículos.

Motores para puertas corredizas:

Son para portones que se desplazan de forma horizontal. Es uno de los más comunes y permite una gran personalización. Son recomendados tanto para casas como para conjuntos residenciales o empresas que tengan hasta 400 vehículos.

Motores para puertas batientes:

Son para puertas pivotadas, son muy comunes en conjuntos residenciales o casas. Pueden ser de una o dos alas. Son recomendados para parqueaderos que tengan hasta 400 vehículos.

Motores para puertas comerciales o cortinas:

Son para puertas metálicas generalmente instaladas en locales comerciales, o bodegas. Las puertas se enrollan en su parte superior, dejando el acceso completamente libre.


Si quieres saber cuáles son los beneficios de tener tu puerta automatizada o si quieres saber qué debes considerar para automatizar tu puerta, te invitamos a navegar nuestra página.